El futuro será tan brillante que todos llevaremos gafas de sol

Terroristas del copy: personas que escriben para aburrir mortalmente a quienes tienen la mala suerte de caer en uno de sus textos. Normalmente cometen sus mayores tropelías en el apartado “sobre nosotros” de cualquier web corporativa.

Con este post quiero reivindicar el valor de “escribir bien” como arma poderosa de branding. Aunque seguramente lo que más te preocupe sea adivinar si eres un terrorista del copy o no. Pues veamos, si a la hora de ponerse delante de un folio en blanco hay tres tipos de personas, ¿en qué grupo te incluyes?

– Grupo 1 (terroristas amateurs). Los que tienen serias dificultades para escribir bien (ortográfica y gramaticalmente). Lo siento, pero voy a ser duro. Nadie debería poder obtener un título universitario relacionado con el mundo del marketing, de la publicidad o del diseño, sin saber si una palabra se escribe con “b” o con “v”, sin saber…

Ver la entrada original 431 palabras más


no tengo miedo a la página en blanco

Vivimos en un mundo en el constantemente hacemos aparecer y desaparecer nuevos productos. Una de las últimas víctimas ha sido el papel. Se rumorea que corren malos días para el papel, pero yo particularmente no lo creo así.

Aún conserva seguidores, prestigio, atractivo y ya se apunta al futuro gracias a la tinta electrónica. El papel que colma tantos y tantos recodos de nuestras vidas, es difícil que pueda convertirse en un bien en extinción. A lo sumo, podrá ser un bien de lujo que solo unos pocos podrán permitirse y que no querrán renunciar a plasmar sus obras, dibujos, escritos o firmas en el imperecedero papel.

Hace unos días ví un spot que recoge esta reflexión de manera hilarante y muy gráfica. Uno después de verlo, sólo quiere decir: ¡Viva el papel!

Ver la entrada original